Pymes.com - El primer directorio público de la empresa española Pymes.com - El primer directorio público de la empresa española

Blog

10 maneras de mantenerte sano si trabajas desde casa

Trabajar desde casa y mantenerte sano (y cuerdo)Hay algo satisfactorio en trabajar desde la comodidad de tu propia casa. No hay traslado, acceso VIP a tu propio cuarto de baño y las ventajas de (a veces) puedes trabajar en pantalones de chándal.

Sin embargo, a pesar de las numerosas ventajas de tener una oficina en el hogar, a veces es difícil mantenerse feliz y saludable mientras se trabaja desde tu casa. (Demasiado) fácil acceso a la nevera, la socialización y los informes esparcidos por el piso de la sala puede tener efectos perjudiciales para tu bienestar general.

Por supuesto, con unos simples cambios en tu rutina diaria, trabajar desde casa y mantenerte saludable pueden ir de la mano.

1. Los escritorios con cinta de andar incorporadas.

Estas mesas pueden ser costosos, pero podrían ser considerados una inversión en la salud. De acuerdo con un estudio realizado por Avner Ben-Ner, profesor en la Universidad de Carlson School of Management de Minnesota, el mostrador de cinta de correr aumenta la productividad del trabajador.

2. Escritorios para estar de pie.

Con respecto a los escritorios, sería blasfemo no hablar de la mesa de pie como una alternativa viable de escritorio. Puede que no parezca cómodo para trabajar mientras estás de pie, pero la investigación ha encontrado que las personas que utilizan el escritorio de pie a reducir su riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y el cáncer. Si eso no te convence, Ernest Hemingway, Charles Dickens y Leonardo Da Vinci utilizaban este tipo de escritorios mientras que creaban algunas obras maestras.

3. Refrigerios saludables.

Lo más difícil de hacer cuando se trabaja desde casa es evitar el consumo de comida rápida cuando estás estresado. Para combatir este problema, purga tu cocina de cualquier alimento poco saludable. Reabastece tu nevera con deliciosos bocadillos saludables. Las frutas que tienen altos en contenido de agua, las verduras que son fáciles de cortar y comer y mezclas de frutos secos repletas de proteínas son buenas las alternativas de tentempiés adecuados. Si bien puede parecer difícil de hacer este cambio de estilo de vida en un primer momento, con el tiempo te acostumbrarás a las fresas y las uvas en lugar de las galletas de chocolate.

4. Bebe agua.

Además de la limpieza de tu cocina de comida rápida, mantente hidratado durante todo el día. Bebe ocho vasos de agua al día, además de mantener tu cuerpo sano, beber mucha agua puede ayudar a reducir el deseo de merienda.

5. Vístete.

Vestirse por la mañana puede ayudar a promover la productividad y la salud mental en general. Vestirse como si te dirigieras a una oficina puede motivar a trabajar más duro de lo que lo harías si te quedas en pijama todo el día. Si bien esto no tiene por qué ser un requerimiento diario para tu oficina en casa, puede representar un aumento en tu atención y dedicación a tu trabajo.

6. Crea una rutina.

Los horarios son parte importante de la creación y el mantenimiento de una rutina de trabajo saludable. La programación de tus días de trabajo y horas de manera regular puede ayudarte a organizar tus pensamientos y evitar el exceso de trabajo. Es fácil querer dormir todos los días hasta el mediodía y luego trabajar de forma esporádica durante todo el día, pero este horario hace incompatible que tu cuerpo se adapte a una estructura normal de trabajo. Las rutinas ayudan a construir la eficiencia e impulsan la mejora de tu estado de ánimo general durante toda la semana.

7. Para y sal a caminar.

Tomar un descanso para caminar cada hora puede ayudarte a volver a centrarte en el trabajo, sobre todo cuando te encuentras en un bloqueo mental. Una parada para caminar puedes hacerla en casa por unos minutos o un paseo de 10 minutos alrededor de la manzana. Salir a la calle tiene su propio efecto positivo en tu cuerpo, como un aumento de la función cerebral y la creatividad. Tomar una cantidad significativa de la vitamina D de la luz solar también puede ayudarte a promover un sistema inmunológico saludable y el crecimiento óseo.

8. Ejercítate.

El ejercicio es una parte importante de mantenerte saludable durante el trabajo de casa. De hecho, algunos dirían que es aún más fácil de averiguar si trabajas desde casa porque tomas descanso fácilmente. Si sientes que estás fuera de foco durante el trabajo, haz un par de abdominales o unas cuantas sentadillas. Vestirte con ropa activa una o dos veces a la semana puede ayudarte a mantenerte activo durante todo el día. Esto hace que sea más fácil correr un kilómetro antes del almuerzo o hacer yoga en un descanso de 15 minutos.

9. Oficina en casa.

Una de las cosas más importantes para el bienestar del trabajador a distancia es mantener un espacio dedicado al trabajo en su casa. Tener una verdadera oficina en casa, rincón o incluso sólo un escritorio puede ayudarte a separar el trabajo de tu vida personal. Mantener el trabajo en un área permite asociar psicológicamente esa habitación específica a sólo el trabajo, dejando al resto de tu jornada las puertas abiertas a la comodidad y la relajación. Esto también facilita la desconexión del trabajo una vez que tu día laboral se termina, fomentando una conciliación de la vida sana.

10. Nuevas ubicaciones.

Trabajar desde casa puede parecer una idea maravillosa al principio, pero a veces puedes sentirte más como en una prisión. En lugar de odiar tu refugio seguro, lleva tu trabajo a una nueva ubicación. Si trabajar en un espacio de coworking es demasiado caro, trata de trabajar desde un café local o incluso dese una biblioteca pública. En algunas ciudades importantes hay WiFi en los parques.

 

Artículo original:

10 ways to stay healthy while working from home

Adaptado por:

@redgestor

 

 

Nuevo comentario