Pymes.com - El primer directorio público de la empresa española Pymes.com - El primer directorio público de la empresa española

FAQs

Cómo hacer efectiva la presencia online de tu empresa

Si hace unos días hablábamos de los motivos por los que convenía que nuestro negocio estuviera presente en Internet, hoy vamos a dedicar estar líneas a lanzar unos consejos para conseguir que esta presencia digital sea lo más efectiva posible.

Son muchas las empresas que están en Internet o en Redes Sociales más por seguir la moda, que por haber realizado el oportuno análisis de lo que les puede aportar la Red. De hecho, la gran mayoría cree, erróneamente, que estar online se limita únicamente a crear una página web o un perfil de Facebook y dejarlos estar.

Nada más lejos de la realidad.

Antes de lanzarnos al mundo digital, todas las compañías deberían tener claro, al menos, quiénes quieren ser en el mundo de Internet y cómo lo van a utilizar: como canal de comunicación, canal publicitario, canal de ventas…

Otros aspectos importantes:

pymescom_online

· Definir objetivos: ¿Qué queremos hacer en Internet? ¿Qué es lo que como empresa deseamos conseguir a corto, medio y largo plazo con Internet? ¿Buscamos hacer publicidad de nuestros productos, generar tráfico hacia una web, reforzar el posicionamiento de la empresa en el mundo online, complementar otros programas de marketing…? Lo más importante para conseguir algo es saber qué es lo que queremos. Estar en Internet porque sí no solo no nos ayudará a nada, sino más bien lo contrario.

· Estrategia: La estrategia online que decidamos adaptar debe ser parte integrante de la estrategia global de la empresa, no un mero complemento táctico. En otras palabras, podemos decir que se trata de un engranaje más, una pieza esencial que debe cumplir su papel para que la máquina funcione, y no “una obligación impuesta por los nuevos tiempos”, “algo que hay que hacer porque lo hacen otros” o “una necesidad temporal”. El hecho de entrar en Internet no supone, por tanto, tener que renunciar a las acciones pasadas de la empresa, de hecho pueden utilizarse para dotar a la estrategia de la coherencia y continuidad adecuadas.

· El target: Es frecuente pensar que el público online es diferente del off line, pero no es así. De hecho, el producto/servicio de una empresa debe dirigirse, en ambos casos, al mismo target. Lo único que cambian son las herramientas través de las cuales llegamos a él: el entorno digital nos provee de una serie de recursos completamente diferentes a los conocidos hasta ahora para hacerlo y es necesario conocerlos, pues no todos se adaptan igual de bien a lo que ofrecemos como empresa. Es importante saber cuáles utiliza nuestro público y cuáles nos pueden ayudar en la ejecución del plan de marketing, así se podrán adaptar a los objetivos de la empresa y optimizar su uso lo máximo posible.

· Contenido: El marketing de contenidos (y los contenidos) son uno de los puntos más importantes en los negocios digitales. Un buen contenido debe ser original y único. En esencia, debe aportar valor al usuario. Un contenido relevante, una información importante, resolución de dudas, un post que demuestre nuestra experiencia en la materia ayudando a resolver preguntas de la gente, un estudio, un informe, una infografía… La parte de venta es, en buena parte, consecuencia de lo que compartimos. La mayoría del contenido debe estar, pues, orientado a aportar soluciones a un problema, dar consejos, y en definitiva, ser de utilidad a nuestro público. En menor medida, podemos mencionar un producto o servicio que está relacionado con el resto del contenido redactado (tanto en página web como en blog y otro tipo de canales online). Esta es la mejor manera de captar potenciales clientes y de fidelizar a los que ya tenemos.

· Atención de calidad: Cuando un cliente compra por Internet, puede tener la sensación de que está frente a una la pantalla y nada más, o bien, de que tras ella hay alguien humano que vela por que todo el proceso de venta (y postventa) resulte satisfactorio. Los sistemas a veces fallan, pero si la empresa resuelve con eficacia y gestiona de manera correcta el problema derivado de ese fallo, esta situación se puede transformar en una oportunidad enorme para fidelizar clientes. Un cliente que ve que algo no ha ido bien en un proceso pero que la empresa responde, no tendrá reparo en volver porque sabe que con ella sus expectativas estarán cubiertas incluso cuando algo falle.

· Medición de resultados: una de las principales ventajas de la Red es que nos permite hacer un seguimiento continuo de nuestras acciones, permitiendo corregir e introducir cambios sobre la marcha en función de los resultados obtenidos. Esto nos permite ajustar cada vez más la estrategia escogida para alcanzar los objetivos planteados.

Nuevo comentario